ASOCIACIÓN PROFESIONAL DE TÉCNICOS TRIBUTARIOS Y ASESORES FISCALES DE ANDALUCÍA

asociación profesional de técnicos tributarios y asesores fiscales de andalucía

ASOCIACIÓN PROFESIONAL DE TÉCNICOS TRIBUTARIOS Y ASESORES FISCALES DE ANDALUCÍA

asociación profesional de técnicos tributarios y asesores fiscales de andalucía

Tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Regulación para el Impulso de los Planes de  Pensiones de Empleo, que permiten mayores deducciones fiscales, muchos autónomos  siguen teniendo dudas sobre el procedimiento para adherirse a uno. Así lo explican los  expertos. 

El pasado 2 de julio entró en vigor la nueva Ley de Regulación para el Impulso de los Planes  de Pensiones de Empleo, que vino a modificar el texto refundido de la Ley de Regulación  de los Planes y Fondos de Pensiones. Una de las novedades de la nueva normativa son  los planes de pensiones simplificados, que permitirán que muchos autónomos aumenten  su capacidad de ahorro para complementar su pensión de jubilación. 

Asimismo, la nueva legislación contempla deducciones más altas sobre las bases  imponibles para los trabajadores por cuenta propia a partir de 2023, que podrán ampliarlas  desde los 1.500 euros con la utilización exclusiva de los planes de pensiones privados hasta  los 5.750 euros con el uso de planes de pensiones privados y la participación de planes de  pensiones de empleo público, que está previsto se promuevan a través de las asociaciones  de autónomos, colegios profesionales u otros organismos. 

En este sentido, ATA y VidaCaixa pusieron en marcha hace unos meses el primer Plan de  Pensiones de Empleo Simplificado para autónomos que hay en este momento en España.  Durante la presentación del acuerdo, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, explicó que el  plan está dirigido a los más de tres millones de trabajadores por cuenta propia del país,  independientemente de si son o no socios de la federación o clientes de CaixaBank. 

Pasos para adherirse a un plan de pensiones de empleo para autónomos 

Aunque los autónomos ya pueden comenzar a adherirse a un plan de pensiones de empleo,  muchos de ellos han presentado sus dudas sobre el procedimiento a seguir. Para  solucionarlas, Joan Bonvehí, responsable del departamento de Ventas a Empresas de VidaCaixa, repasó a este diario los pasos que los trabajadores por cuenta propia deben  seguir si optan por acogerse a esta fórmula. 

¿Cómo adherirse a un plan de pensiones de empleo simplificado para autónomos? Tal y como explicó Bonvehí, lo único que deben hacer los autónomos que quieran adherirse  al plan de pensiones de empleo simplificado que ofrecen VidaCaixa y ATA –el único de  estas características en el mercado- es acudir a una oficina de CaixaBank y solicitarlo.

“Si cumple con el requisito indispensable de ser cotizante activo en el RETA, en esa misma  gestión, podrá darse de alta como partícipe y hacer la aportación y/o traspaso.

Esto es así  para cualquier autónomo, independientemente de que sea o no asociado de ATA y cliente,  o no, de CaixaBank”, recordó. 

¿Cómo hay que declarar a Hacienda las deducciones? 

En el artículo 5.3.a. del RDL 1/2022, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el texto  refundido de la Ley de regulación de los Planes y Fondos de Pensiones, se establece el  régimen de aportaciones y contribuciones empresariales anuales máximas a los planes de  pensiones de todos los sistemas. 

“Para este caso, a partir del 2023, según lo que establece la legislación, las aportaciones  máximas de los autónomos a los planes de pensiones de empleo simplificados se  incrementarán en 4.250€ adicionales a los 1.500€ de límite general de aportaciones anuales  que tienen para el ejercicio 2022.

Teniendo en cuenta estos límites, la ley establece y regula  en qué términos y condiciones que podrán reducirse en la base imponible general del  impuesto las aportaciones y contribuciones a planes de pensiones”, repasó Bonvehí. 

¿Cuánto hay que pagar al retirar los fondos? 

Una pregunta recurrente entre los autónomos que se adhieren a un plan de pensiones se  refiere al sistema de tributación del mismo cuando llega el momento del rescate.

En este  sentido, lo primero a tener en cuenta es que, para poder hacerlo sin penalizaciones, el trabajador por cuenta propia debe encontrarse en alguna de estas circunstancias: cese de  actividad, incapacidad laboral, situaciones de dependencia severa o haber cumplido con  la edad de jubilación. En caso de fallecimiento, los herederos podrán rescatar el plan en  cualquier momento. 

Sobre la tributación de los planes de pensiones para autónomos tras el rescate de los  fondos, desde el Instituto BBVA de Pensiones aconsejaron “evitar, en la medida de lo  posible, hacerlo en forma de capital, dado que es generalmente la forma fiscalmente más  ineficiente, puesto que concentra el impacto fiscal en un mismo ejercicio, provocando que  se acabe tributando a un tipo marginal muy elevado.” 

Por ejemplo, un autónomo que decida rescatar un plan de pensiones con fondos superiores  a los 60.000 euros en forma de capital, podría llegar a pagar hasta el 47% en su Declaración  de la Renta, incluso si no hubiera obtenido otros ingresos durante el año. Por el contrario,  si optara por retirar los mismos fondos en forma de renta –recibiendo un ingreso más  pequeño mes a mes-, tributaría, dependiendo de la cuota percibida, a partir del 19%. 

¿Qué ocurre si el autónomo cuenta, en paralelo, con otro plan de pensiones  privado? 

“Los Planes de Pensiones del sistema individual, de empleo o asociados, son compatibles  entre sí. El partícipe puede hacer aportaciones a uno, o a cualquiera de ellos, siempre que  no supere el límite máximo de aportación que esté legalmente establecido en cada  momento”, concluyó a este diario el responsable de Ventas a Empresas de VidaCaixa. 

¿Por qué los autónomos desgravan menos que los asalariados en estos planes de  pensiones?

Se ha dicho, respecto a estos planes de pensiones de empleo, los autónomos  sufren discriminación respecto los asalariados. Es cierto que, mientras un trabajador por  cuenta propia puede desgravar hasta 5.750 euros –1.500 en planes de pensiones privados y  4.250 en planes de pensiones públicos-, los asalariados y las sociedades podrían aumentar  esta cantidad hasta los 10.000 euros.

Pero esto sucede así porque los empleados suman a  las bases imponibles propias, las cantidades que aportan por ellos su empresa. Realmente  no es que tengan deducciones diferentes sino que, en el caso de los trabajadores por cuenta  ajena, suman las aportaciones que hacen en su nombre las empresas donde están  contratados. 

No obstante, los planes de pensiones son un producto muy extendido entre los profesionales  por cuenta propia ya que uno de cada tres está adherido a alguno. 

Como ya comentó en su momento Celia Ferrero, vicepresidenta de la Federación Nacional  de Trabajadores Autónomos (ATA), el Gobierno “ha partido por la mitad el límite de  aportación objeto, hasta dejarlo en 4.250 euros. En realidad, si vemos las aportaciones la  Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia, sólo es un 10% inferior a la suma de  los asalariados y los societarios. La proporción exacta, si queremos ajustarla al criterio que  el Ejecutivo ha marcado, serían 7.650 euros, no 4.250.” 

APTTA. Servicio de Información Actualizada (no vinculante) 

Fuente: autónomos&emprendedor.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies